En la actualidad, cuando la preocupación por el medioambiente es una prioridad crítica para las empresas, el sector logístico ha respondido con la adopción de prácticas más sostenibles. En este sentido, la logística verde es una estrategia cada vez más implementada con el propósito de cerrar la brecha entre el progreso económico y la reducción de nuestra huella ambiental. Pero, ¿qué implica realmente este término y cómo puede beneficiar al entorno?

¿Qué es la logística verde?

Básicamente, la logística verde, también conocida como ecologística, representa un enfoque integral para minimizar el impacto ambiental de las operaciones logísticas y de entrega. En un sentido amplio, se trata de seguir las mejores prácticas y estrategias ecológicas para reducir simultáneamente la huella de carbono y los costes operativos.

El objetivo de la logística verde consiste en el desarrollo de procesos y métodos que permitan una gestión más eficiente de la cadena de suministro, sin comprometer la sostenibilidad ambiental. Esto incluye desde la optimización de rutas de transporte hasta la implementación de tecnologías más limpias y eficientes en la distribución de productos.

Beneficios de la logística verde para el medioambiente

En concreto, la adopción de prácticas de logística verde ofrece una serie de beneficios tangibles para el medioambiente, entre los cuales destacan:

  • Medición y reducción de la huella de carbono. Las empresas pueden cuantificar y reducir su huella de carbono mediante la implementación de prácticas de logística sostenible. Esto les permite identificar áreas de mejora y trabajar en una reducción gradual de sus emisiones. En función de esto, la metodología más utilizada para hacer seguimiento a las emisiones de gases de efecto invernadero (GIS) y del consumo de energía está contenida dentro de la norma internacional UNE-EN-16258:2013.
  • Reducción de la contaminación. Uno de los objetivos principales de la logística verde es reducir o eliminar la contaminación en todas sus formas: aire, agua, ruido y suelo. Esto se logra mediante la adopción de tecnologías más limpias y el uso responsable de los recursos naturales.
  • Fomento del reciclaje y reutilización. En efecto, la logística verde promueve activamente el reciclaje y la reutilización de materiales en toda la cadena de suministro. Desde el embalaje hasta los contenedores de transporte, se fomenta la utilización eficiente de los recursos y la minimización de residuos.
  • Conciencia del cliente. Las empresas que adoptan prácticas de logística verde no solo contribuyen a la protección del medio ambiente; también promueven la conciencia ambiental entre sus clientes. De esta manera, crea un círculo virtuoso donde los consumidores demandan productos y servicios más sostenibles, incentivando a las empresas a adoptar prácticas aún más ecológicas.

Ventajas de la logística verde para las empresas

Poner en práctica el concepto que nos ocupa también beneficia a las empresas de la siguiente manera:

  • Reduce costes de transporte. La ecologística permite a las empresas optimizar sus rutas de transporte y reducir el número de operaciones, especialmente aquellas que implican vehículos de combustión. De esta forma, disminuyen los costes asociados al transporte y contribuyen a la reducción de emisiones de GIS, beneficiando tanto al medioambiente como a la cuenta de resultados de la empresa.
  • Menores costes de embalaje. Al adoptar materiales de embalaje biodegradables o reutilizables, las empresas pueden reducir significativamente sus costes a largo plazo. Aunque estos materiales pueden tener un coste inicial más elevado, su capacidad para ser reutilizados o reciclados conlleva ahorros considerables a lo largo del tiempo. Aparte de eso, contribuye a la reducción de la contaminación plástica a nivel global.
  • Mejora de la imagen corporativa. Ciertamente, la adopción de prácticas de logística verde permite a las empresas proyectar una imagen eco-responsable, lo que puede resultar beneficioso para su reputación y relaciones con los clientes. Tanto consumidores finales como socios comerciales valoran cada vez más el compromiso medioambiental de las empresas.
  • Reducción de pérdidas. La implementación de prácticas de ecologística también contribuye a reducir las pérdidas de mercancías y materias primas en los almacenes. De hecho, el uso eficiente de los recursos y la adopción de tecnologías automatizadas permiten optimizar la gestión de stock, minimizando las pérdidas y maximizando la eficiencia operativa.
  • Automatización de almacenes. Por otro lado, la logística verde promueve la automatización de los procesos dentro de los almacenes. Esto conlleva una mayor eficiencia logística y ahorros significativos en tiempo y recursos. Desde sistemas de gestión de inventario hasta almacenes automatizados, estas tecnologías permiten una gestión más eficiente de los recursos, beneficiando al medioambiente y a la rentabilidad de la empresa.

Implementación práctica de la logística verde

Desde luego, la adopción de prácticas de logística verde requiere un enfoque integral que abarque toda la cadena de suministro de la empresa. Tanto dentro como fuera del almacén, existen diversas estrategias que pueden implementarse para maximizar la eficiencia y sostenibilidad:

  • Optimización del espacio de almacenamiento. Dentro del almacén, la optimización del espacio y una efectiva estrategia de rotación de stock reducen el número de movimientos de maquinaria y operaciones innecesarias. De este modo, la compañía contribuirá a la reducción de la contaminación generada y los costes operativos.
  • Política de RSE (Responsabilidad Social Empresarial). Fuera del almacén, la implementación de una política de RSE permite a la empresa aplicar ciertos requisitos sociales y ambientales en su cadena de suministro. Por ejemplo, promoviendo la elección de proveedores comprometidos con prácticas sostenibles y responsables.
  • Reducción de distancias recorridas durante el transporte. Favoreciendo a proveedores locales, las empresas pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y maximizar la eficiencia de sus operaciones logísticas. Los mismos resultados generarían la optimización de rutas y de la carga en los medios de transporte. Esta última reduce los espacios vacíos y la cantidad de viajes. 

Desafíos y soluciones en la implementación de la ecologística

A pesar de los claros beneficios que ofrece la ecologística, las empresas enfrentan una serie de desafíos al intentar implementar estas prácticas sostenibles. Tales desafíos pueden obstaculizar el progreso hacia la sostenibilidad, pero también presentan oportunidades para la innovación y el cambio positivo en la industria.

Alternativas a los combustibles fósiles

Uno de los principales desafíos para las empresas de logística es encontrar alternativas viables a los combustibles fósiles. Si bien los vehículos eléctricos son una opción prometedora para distancias cortas y cargas medianas, aún no son adecuados para largas distancias y cargas pesadas. La investigación continúa en busca de soluciones de combustible más sostenibles que puedan satisfacer las necesidades de la industria logística.

Gestión de cadenas de suministro complejas

Las empresas con cadenas de suministro complejas enfrentan el desafío de imponer criterios de sostenibilidad en toda su red. Esto requiere un seguimiento meticuloso de todos los elementos de la cadena de suministro, lo cual puede resultar costoso y complicado. Sin embargo, la implementación de sistemas de gestión de la cadena de suministro basados en tecnología puede ayudar a simplificar este proceso y mejorar la eficiencia general.

Posibles errores iniciales

La introducción de prácticas de logística verde puede aumentar el riesgo de cometer errores en las etapas iniciales de adaptación. La falta de familiaridad con las tecnologías y procesos verdes puede llevar a errores en la gestión y planificación, lo que resultaría en pérdidas financieras y ambientales. La capacitación del personal y la implementación gradual de cambios pueden ayudar a mitigar estos riesgos.

Convencer a proveedores y fabricantes

Otro desafío importante es convencer a los proveedores y fabricantes de adoptar prácticas sostenibles en su propia cadena de suministro. Esto puede requerir una comunicación efectiva y la oferta de incentivos para fomentar la colaboración. Al demostrar los beneficios económicos y medioambientales de la sostenibilidad, las empresas pueden motivar a sus socios comerciales a seguir su ejemplo.

Falta de apoyo financiero

La falta de apoyo financiero también puede dificultar la implementación de la ecologística, especialmente para empresas más pequeñas o en desarrollo. Sin embargo, las iniciativas gubernamentales y la sensibilización pública pueden ayudar a crear un entorno más propicio para la inversión en prácticas sostenibles.

Externalizar la logística es una opción ecológica

En Dársena21, creemos que la responsabilidad ambiental no solo es un compromiso, sino también una oportunidad. Por eso, ofrecemos un servicio integral de ecologística que te permite reducir significativamente el impacto ambiental de tu empresa. Con este propósito, ponemos a tu disposición:

  • Una infraestructura moderna y eficiente. Contamos con un piso logístico de 40.000m² diseñado para optimizar el almacenamiento, la preparación de pedidos y el transporte, minimizando el consumo de energía y recursos.
  • Alianzas estratégicas. Trabajamos con empresas transportistas que comparten nuestro compromiso con la sostenibilidad, aplicando la optimización de rutas. Gracias a ello, reducen el consumo de combustible y las emisiones de GIS.
  • Tecnología de vanguardia. Implementamos sistemas de seguimiento y control que permiten optimizar las rutas de transporte, reducir la huella de carbono y garantizar la trazabilidad de todo el proceso.

Por si fuera poco, al externalizar la logística con Dársena21 obtienes:

  • Reducción de costes. Ahorra en inversión y mantenimiento de infraestructura, flotas de transporte y personal propio.
  • Mejora de la eficiencia. Optimiza tus procesos logísticos y reduce los tiempos de entrega.
  • Compromiso ambiental. Disminuye la huella de carbono de tu empresa y contribuye a un futuro más sostenible.

¿Te interesa dar un paso decisivo hacia la logística verde? ¡Contáctanos hoy mismo y descubre cómo Dársena21 puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de sostenibilidad!