En el sector logístico y del transporte de mercancías, la seguridad y la integridad de la carga son aspectos fundamentales. Ya sea que viaje por aire, tierra o mar, cada modalidad de transporte enfrenta desafíos únicos para garantizar que la carga llegue a su destino en condiciones óptimas. Aquí es donde cobra protagonismo el trincaje de mercancías, un componente esencial que garantiza que los productos lleguen a salvo y sin daños.

¿Qué es el trincaje de mercancías?

En términos simples, el trincaje de mercancías se refiere al método utilizado para asegurar la carga durante su transporte, con el propósito de minimizar cualquier movimiento no deseado. Este proceso implica el uso de diversos elementos, que van desde cuerdas y cables hasta alambres, flejes y redes. La premisa básica es anclar estos elementos al contenedor de transporte y tensarlos contra la carga para evitar cualquier desplazamiento que pueda resultar en daños.

En efecto, el trincaje de calidad, cuando se implementa correctamente, se convierte en el guardián de la carga, impidiendo que se mueva o, peor aún, se caiga durante el tránsito. Es pertinente destacar que cada tipo de carga requiere un trincaje adaptado a sus dimensiones, construcción y peso. Estos factores varían según el tipo de transporte y la naturaleza específica de la mercancía.

Tipos de trincaje de mercancías y cómo funcionan

En el área del trincaje de mercancías, existen métodos físicos específicos diseñados para contener y asegurar diferentes tipos de carga. Por lo tanto, la adaptabilidad es clave, ya que cada operación de transporte puede presentar desafíos únicos que requieren enfoques específicos. A continuación, explicaremos algunos de los tipos más comunes de trincaje y cómo desempeñan su papel en la seguridad de la carga:

Trincas

Una de las modalidades más comunes de sujeción de carga es el uso de trincas de cincha, también conocidas como trincas textiles. El trincaje superior, o trincaje de fricción, es un método frecuentemente empleado. En este enfoque, la carga se presiona contra el portacargas mediante la fuerza de tensión acumulada en la trinca, aumentando virtualmente su peso. Esta combinación de peso y fricción impide el deslizamiento de la carga y, al mismo tiempo, evita vuelcos o desplazamientos.

La fuerza de tensión en una trinca se mide mediante el STF (Safe Working Load), visible en la etiqueta de la trinca. Cuando se utiliza como trinca directa o en bucle, se emplea la fuerza en tiro recto, medida como la capacidad de amarre (LC).

Amarres de cadena

Similar a las trincas de cincha, los amarres de cadena se utilizan para la sujeción directa de la carga. La principal diferencia radica en que los amarres de cadena, especialmente aquellos de grado G80 o G100, ofrecen valores considerablemente más altos de LC y STF. Esto los convierte en una opción robusta para cargas pesadas o de gran envergadura.

Cabrestantes fijos

Montados en el exterior del portador de carga, los cabrestantes fijos son dispositivos versátiles para el trincaje de mercancías. Desde configuraciones simples con ejes ranurados hasta opciones más avanzadas con dispositivos tensores y almacenamiento de banda encapsulado, estos cabrestantes pueden atornillarse o soldarse según las necesidades específicas de la operación.

Otros dispositivos comunes para el trincaje

  • Flejes: Cintas no metálicas de diferentes grosores y medidas.
  • Airbags: Precisamente, son bolsas rellenas de aire para ocupar espacios vacíos y evitar movimientos en mercancías frágiles.
  • Cantoneras de protección: En este caso, hablamos de materiales diversos que protegen las esquinas de la carga.
  • Papel antideslizante: Hojas con tratamiento antideslizante que, dispuestas entre el suelo y la mercancía, evitan el desplazamiento de la carga en el transporte.
  • Soluciones personalizadas: En particular, cuando la naturaleza de la carga es excepcional, como en el caso de productos químicos peligrosos o cargas sobre dimensionadas, se requieren soluciones de trincaje adaptadas a circunstancias particulares.

La versatilidad del trincaje permite ajustarse a las necesidades específicas de cada carga, garantizando un transporte seguro y eficiente.

Factores a tener en cuenta para elegir y ejecutar el tipo de trincaje de mercancías

En el complejo ámbito de la logística, la elección del trincaje adecuado va más allá de simples preferencias. Un operador logístico y/o de transporte responsable realiza un estudio exhaustivo de la carga antes de seleccionar el método y los elementos físicos de trincaje. De hecho, este proceso se vuelve aún más crítico cuando se considera que transportar un contenedor lleno de copas de cristal difiere considerablemente de gestionar sacos de cemento.

En este sentido, los elementos que entran en juego durante el estudio de carga abarcan desde el tipo de transporte, ya sea marítimo, terrestre, ferroviario, aéreo o multimodal, hasta la naturaleza específica de la mercancía: ¿es fácilmente manipulable, frágil o perecedera? Además, se deben considerar las normativas aplicables a la operación y el lugar exacto donde se inmovilizará la mercancía.

Sin duda, este análisis detallado establece las bases para la elección de un trincaje adecuado que asegure una operación logística exitosa.

Una vez evaluados estos datos, el operador considerará otros factores críticos para definir el tipo de sujeción. Específicamente, tendrá en cuenta: dimensiones de la carga, valores de aceleración, ángulos de amarre y coeficientes de fricción, etc. Cuando estas métricas se calculan con precisión, el transporte se convierte en un proceso coordinado, garantizando que la mercancía llegue al destino en buenas condiciones.

Importancia del trincaje de mercancías

Más allá de ser simplemente un paso en el proceso logístico, el trincaje de mercancías es un factor determinante que puede marcar la diferencia entre un viaje seguro y la pérdida de carga o incluso vidas. Aparte de salvaguardar la integridad de la carga, también desempeña un papel crítico en la determinación de la responsabilidad en caso de accidentes.

Ciertamente, las compañías de seguros, al evaluar las circunstancias de un siniestro, prestan especial atención al trincaje. Un amarre inadecuado puede resultar en la negación de cobertura por parte del seguro, dejando a la carga desprotegida ante los estragos de un accidente. Es fundamental realizar el trincaje en función del tamaño de la carga, su peso y la modalidad del transportista, ya que cada tipo de transporte está sujeto a movimientos específicos que deben contrarrestarse de manera adecuada.

Ventajas de un trincaje de mercancías adecuado

  • Protección de la carga. Como dijimos, el uso correcto de materiales de trincaje asegura que la carga esté protegida contra golpes, sacudidas y vibraciones. Esto minimiza el riesgo de daños durante el tránsito.
  • Protección de las personas. Por otro lado, una sujeción adecuada de la carga también evita accidentes, protegiendo a quienes participan en la carga y descarga, así como al público en general y al conductor.
  • Protección del medio ambiente. Para cargas que incluyen líquidos peligrosos o sustancias nocivas, un trincaje adecuado es esencial. De esta manera, previene derrames que podrían causar daños ambientales y amenazar la salud pública.
  • Reducción de costos. Más aún, un trincaje eficiente garantiza la seguridad de la carga, evitando indemnizaciones por daños y reduciendo el tiempo necesario para descargar contenedores, lo que a su vez ahorra horas de trabajo.
  • Preservación de la reputación empresarial. Garantizar entregas puntuales y sin daños contribuye a mantener una imagen de marca positiva. El trincaje efectivo durante el transporte resulta en la entrega segura y también previene incidentes que podrían generar mala reputación para la empresa.

En Dársena21 garantizamos la seguridad de tu mercancía

El servicio de logística integral de Dársena21 cubre todo el proceso, desde la búsqueda de los productos en tu empresa, pasando por el almacenamiento y la entrega al cliente final. A los efectos, además de proporcionar trazabilidad end to end en tiempo real, nos aseguramos que el trincaje durante los traslados sea el adecuado.

En Dársena21, no nos conformamos con disponer de un amplio piso logístico de 40.000 m² para el almacenamiento de tus productos en las mejores condiciones. También contamos con sólidas alianzas estratégicas con las más prestigiosas empresas de transporte y despacho. Junto con ellas, evaluamos y supervisamos las condiciones de trincaje de mercancías. De esta forma, garantizamos su entrega segura y en condiciones originales. ¡Contáctanos y entenderás por qué somos tu partner 3PL de confianza!