La gestión eficiente de la cadena de suministro es esencial para el éxito de cualquier empresa, y los distintos tipos de almacenes logísticos desempeñan un papel fundamental en el logro de este objetivo. Por esta razón, la diversidad de operaciones y funciones dentro de estos almacenes ha llevado a una clasificación detallada que aborda distintos aspectos.

Tipos de almacenes logísticos según la distribución

La logística de distribución de los almacenes y su ubicación geográfica es un factor crítico que influye en la eficiencia de la cadena de suministro. A continuación, describiremos los tipos de almacenes logísticos más importantes en esta categoría:

  • Almacenes centrales o reguladores. A menudo, estos enormes espacios logísticos se ubican estratégicamente cerca de los centros de fabricación. Aunque la globalización ha ampliado las distancias, su función principal es gestionar grandes volúmenes de mercancías. Sirven como punto central desde donde se distribuyen productos a almacenes más pequeños para una entrega localizada.
  • Almacenes regionales. Similar en función a los centrales, los almacenes regionales se diferencian por su ubicación en áreas de menor alcance geográfico. Así, agilizan la distribución de productos a una región específica, mejorando los tiempos de entrega.
  • Almacenes de tránsito. Cuando la distancia entre los almacenes regionales y los consumidores finales presenta desafíos logísticos, entran en juego los almacenes de tránsito. Precisamente, estos actúan como eslabón intermedio, asegurando una transición eficiente de la mercancía.
  • Almacenes temporales.Son tipos de almacenes logísticos indispensables durante periodos de alta demanda. En este sentido, almacenan stocks adicionales durante breves períodos de tiempo, evitando roturas de stock en la cadena de suministro y garantizando una respuesta efectiva a la demanda fluctuante.
  • De cross docking. Los almacenes de cross docking consisten en centros de distribución en los que se efectúan transferencias directas de mercancías de camiones entrantes a otros que salen. Usualmente, durante una operación típica de cross docking se reciben mercancías de diferentes proveedores, se clasifican y consolidan de acuerdo a su destino. Luego, son cargadas en los camiones de salida que las transportarán directamente a su destino, sin necesidad de gestión ni de almacenamiento adicional. En particular, el cross docking es ideal para empresas que trabajan con mercancías que requieren plazos de entrega rápidos.

Tipos de almacenes logísticos por productos almacenados

Asimismo, la naturaleza de los productos almacenados también influye en la clasificación de los almacenes. En esta categoría, encontramos, entre otros:

  • Almacenes de materias primas. Resguardan los insumos esenciales para la producción de bienes de consumo.
  • De productos semiterminados. Como su nombre lo indica, almacenan mercancía en proceso de producción. También se les conoce como almacenes en proceso.
  • Almacenes de productos terminados.Gestionan productos listos para la comercialización. Sus responsables tienen a cargo el control y mantenimiento de existencias.
  • De recambios. Almacenan insumos para realizar mantenimiento, asegurando la disponibilidad de piezas clave.
  • Almacenes de materiales auxiliares. Resguardan materiales no considerados materia prima, pero esenciales para la producción o venta.
  • Archivos. Espacios destinados a documentos importantes, como licencias, inventarios y registros de ventas.
  • De envases y embalajes. Albergan envases, embalajes y materiales asociados, incluyendo artículos obsoletos y devoluciones.

Cladificación según la estrategia de almacenamiento

Por otro lado, la estrategia de almacenamiento es un componente vital para optimizar el espacio y gestionar eficientemente la mercancía. Los tres tipos de almacenes logísticos fundamentales en este grupo son:

  • Almacenes en bloques. En estos espacios, los productos se organizan en bloques, apilando la mercancía una sobre otra. La disposición se realiza mediante pallets que son manipulados con carretillas, facilitando la gestión de inventario y la movilidad de productos.
  • Almacenes convencionales. Estos almacenes permiten una distribución tanto horizontal como vertical, aprovechando estanterías para maximizar el espacio. Desde esta perspectiva, la versatilidad en la disposición es clave para adaptarse a diversas necesidades logísticas.
  • Almacenamiento estratégico. Aquí, la mercancía se organiza según criterios específicos que optimizan el espacio y cuidan los materiales. La agrupación puede basarse en similitudes físicas de productos o utilizar inventarios cíclicos para organizar según la rotación y demanda.

Tipos de almacenes logísticos según sus equipamientos

Sin duda, en las grandes empresas de fabricación y comercialización, la maquinaria y la automatización en los almacenes son elementos esenciales en la gestión logística. Veamos cómo se clasifican los espacios de almacenamiento según su equipamiento:

  • Almacenes convencionales. Con un diseño que no supera los 10 metros de altura, estos almacenes utilizan equipos sencillos para efectuar operaciones logísticas. Las subcategorías de almacenes convencionales  incluyen las que disponen de: estanterías drive-in, drive-through, estanterías dinámicas, carretillas contrapesadas y carretillas de mástil retráctil, cada una adaptada a necesidades específicas.
  • Almacenes de alta densidad. De hecho, el diseño de estos espacios permite implementar sistemas de almacenamiento no convencionales y adaptados a los productos resguardados. Estas instalaciones destacan por su capacidad de nivelación de estanterías y maniobras seguras.
  • Almacenes automatizados. Por lo general, estos almacenes son estructuras de gran altura y su gestión tiene el apoyo de una solución informática de Sistema de Gestión de Almacenes (SGA). En algunos casos, como en los centros logísticos de Amazon, la robotización agiliza la ubicación y preparación de pedidos.

Almacenes logísticos según su estructura

La infraestructura de los almacenes juega un papel crucial en la protección de la mercancía y la eficiencia operativa. En concreto, aquí distinguimos entre almacenes cubiertos y descubiertos:

  • Almacenes cubiertos. Evidentemente, estos almacenes cuentan con instalaciones que limitan el impacto de eventualidades climáticas, ofreciendo protección a la mercancía y a las operaciones logísticas.
  • Almacenes descubiertos. En contraste, los almacenes descubiertos son estructuras al aire libre delimitadas por cercas o señalizaciones. Son ideales cuando la naturaleza de los productos y las operaciones logísticas no requieren protección contra el clima.

Clasificación de los almacenes por administración jurídica

De igual manera, la condición jurídica de los almacenes también influye en su clasificación. Destacamos cuatro categorías fundamentales:

  • Almacenes propios. Instalaciones propiedad directa de la empresa que las utiliza, representando un activo directo para la misma.
  • Almacenes alquilados. Una opción común en la actualidad, donde las instalaciones son propiedad de terceros, evitando inversiones adicionales en cuidado y mantenimiento.
  • Almacenes renting. Un tipo de alquiler a largo plazo que no contempla la posibilidad de compra al finalizar el contrato, pero incluye servicios de mantenimiento para garantizar la funcionalidad del almacén.
  • Almacenes leasing. En este caso, el contrato de arrendamiento permite la compra al finalizar el periodo acordado, brindando flexibilidad y opciones a largo plazo.

En Dársena21 incluimos el almacenamiento en nuestro servicio logístico

Esta exploración detallada de los tipos de almacenes logísticos subraya la necesidad de comprender las complejidades de la gestión logística. En una materia tan delicada como el almacenamiento de mercancías cuando tu empresa no cuenta con suficiente espacio para ello, debes contar con partner logístico capacitado y fiable.

En Dársena21, proporcionamos un servicio logístico integral que abarca la recogida de la mercancía en las instalaciones del cliente, almacenamiento y entrega al cliente final. Específicamente, para el resguardo de productos terminados y algunos tipos de materias primas, contamos con un piso logístico de 40.000m². Este espacio, estratégicamente ubicado en Guadalajara, a 30 minutos de Madrid, dispone de sistemas de seguridad, iluminación y ventilación controlados.

Adicionalmente, suministramos servicios complementarios en función de las necesidades de tu empresa:

  • Picking, packing y fulfillment en general para empresas de ecommerce.
  • Cross docking.
  • Logística de última milla y logística inversa.

Por todo lo anterior, nuestra capacidad de almacenamiento es tan versátil que se adapta a las condiciones que ofrecen los diferentes tipos de almacenes logísticos. Más aún, todas nuestras operaciones y movimientos de mercancías están monitorizados end to end. ¡Contáctanos y comprueba las ventajas de tenernos como tu partner logístico!